por Abou Zed (febrero 2014)

El régimen de Assad, liderado por Hafez Al Assad, llegó al poder en 1970 después de una serie de asesinatos y de la exclusión de la mayoría de los líderes en el poder en ese momento.

Antes de eso, en la guerra de 1967 (la guerra de los seis días, que enfrentó a Egipto, Siria y Jordania contra Israel) Hafez Al Assad, como secretario de defensa, dio órdenes de retirada a las fuerzas sirias incluso antes del comienzo de la guerra, lo que llevó a la ocupación del los Altos del Golán por parte de Israel. Un pacto hecho entre él e Israel para alcanzar el poder.

En 1982, él y su hermano Refaat Al Assad llevaron a cabo un genocidio en Hama, después del intento desde la ciudad de derrocar a los Assad del poder. Resultó en el asesinato de más de 40.000 personas y la destrucción de la ciudad.

Masacre en Hama. 1982

En el año 2000, Bashar al Assad tomó el relevo tras la muerte de su padre. Se cambió la constitución, porque era más joven que la edad permitida para ser presidente.

Durante estos 40 años, el control del ejército, las fuerzas de seguridad y la ley de emergencia hicieron la oposición política imposible en Siria. Todo está controlado por los diferentes aparatos de seguridad, controlados para la banda de los Assad.

Todos los sectores son controlados por la banda de los Assad y sus seguidores. (la economía, las telecomunicaciones, la industria, el ejercito, etc.)

El régimen de Assad está basado en la autocracia, el control y la opresión de las libertades y la cancelación del papel del pueblo, lo que lleva a la corrupción bajo la dictadura y la injusticia.

Como actividad política, a la gente sólo le es permitido unirse al partido de Baath. No estaba permitido criticar nada relacionado con la familia Assad. No estaba permitido criticar al dirigente aunque se equivocase. No se podía ni siquiera criticar a ningún empleado público si cometía un error. No se podía realmente votar en las elecciones ya que el gobierno siempre amaña los resultados y le da un 99% a Assad.

La revolución comenzó cuando un grupo de niños fueron arrestados en Daraa porque les pillaron pintando con spray una pared de su escuela con las palabras “el pueblo quiere derrocar al régimen”.

Fueron brutalmente torturados. Y cuando las familias preguntaron por ellos, el jefe de seguridad Aatef Najib, primo de Bashar al Assad, les dijo “olvidaos de vuestros hijos, si queréis, traednos a vuestras mujeres y os daremos niños nuevos”.

Protestas por Hamza al Khatib mostrando sus fotos antes y después de morir torturado.
Protestas por Hamza al Khatib mostrando sus fotos antes y después de morir torturado.

Sumado a la primavera árabe y las otras revoluciones en Túnez, Libia y Egipto, lo que ocurrió en Daraa fue el detonante de la revolución siria. El pueblo respondió emocionalmente a esto y organizaron protestas a partir del 15 de marzo de 2011, pero las fuerzas de seguridad reaccionaron brutalmente para frenar a los manifestantes, matando a 4 personas el 18 de marzo.

Al final de la semana, alrededor de 100 personas habían sido asesinadas a manos del régimen. Así que la revolución comenzó y se extendió a otras ciudades y continuo expandiéndose semana tras semana con el consecuente aumento de la brutalidad del régimen contra de los manifestantes.

En los primeros 7 meses de la revolución, todas las protestas fueron 100% pacíficas; estas protestas pacíficas eran organizadas por los comités locales, que son grupos de activistas localizados en cada zona. Su principal objetivo es organizar todo lo relacionado con las protestas, difundir los videos de las protestas hacia el mundo exterior, proveer de comida y apoyo médico a las zonas afectadas y encontrar refugio a las familias desplazadas, etc.

Más adelante y debido a los asesinatos salvajes y las masacres cometidas por el régimen contra los civiles y por la ausencia de apoyo de la comunidad internacional, parte de las fuerzas del régimen desertaron y se unieron a la revolución para defender a los civiles y acabar con la tiranía del régimen.

Un ejemplo es el comité local de Mimbej. Ellos organizan la parte social de la ciudad y también las brigadas militares que la defiendes. Son elegidos democráticamente por votación entre la gente de Mimbej. Por desgracia, Mimbej, que era una ciudad gobernada por un consejo revolucionario con una policía independiente y contaba con varios periódicos propios, está ahora bajo el control de los grupos de ISIS.

La propaganda de Assad dice que él es el defensor de todas las sectas en Siria y que si los musulmanes suníes llegasen al poder matarían a todos los cristianos y alauitas

Lo cual es por supuesto falso ya que todo el mundo han estado viviendo juntos en armonía por muchas años y la revolución ha probado que no tiene nada que ver con la religión sino con derrocar la tiranía del régimen que muchas veces ha intentado crear conflictos entre los suníes y los cristianos, bombardeando territorios de unos y culpando a los otros.

Hay muchas pruebas para demostrar que esto no es cierto. La mayoría de los sirios lo saben ahora. Saben que esta es una revolución popular cuyo objetivo es construir un estado civil y aplicar la democracia y la igualdad para garantizar los derechos de todas las personas de todas las sectas y etnias.

Algunos piensan que el conflicto es un disputa entre los alauitas y los suníes, pero esto no es cierto. La situación es mucho más complicada que eso.

Es cierto que el escalón superior, Bashar al Assad y sus consejeros cercanos son la mayoría alauitas, así como la mayor parte de su familia más cercana, pero parte de la base social del régimen ha sido desde hace tiempo mayoritariamente la burguesía sunita de Damasco y en menor grado la de Alepo.

Pancarta en Kafranbel (noreste sirio) abogando por la unidad en la revolución de las diferentes sectas en Siria
Pancarta en Kafranbel (noreste sirio) abogando por la unidad en la revolución de las diferentes sectas en Siria

Esta burguesía sunni es la que está apoyando al régimen de Assad

Ya que la mayoría de la población es sunni también lo es la oposición, pero también hay cristianos, kurdos y algunos alauitas en las líneas de la oposición.

Así que no se trata de una lucha religiosa, sino de una social.

Desde el comienzo de los acontecimientos, el régimen de Assad ha hecho muchos intentos para cambiar la opinión publica sobre la revolución, acusando a los rebeldes de ser terroristas, por ejemplo, después de algunos meses después del comienzo, el régimen bombardeo varias cuerpos de seguridad en Damasco y falseo la escena del crimen para culpar a los rebeldes.

La revolución siria está aislada y no está obteniendo ningún apoyo del consejo de seguridad internacional, mientras que el régimen de Assad tiene el apoyo publico de Iran, Rusia, China y Hezbollah que mandan miles de soldados desde Líbano a luchar contra el Ejercito Sirio Libre.

El Ejercito Sirio Libre es la única oposición armada cuya estructura está compuesta por personal desertor de las fuerzas armadas sirias y voluntarios para defender a los civiles y acabar con el régimen de Assad.

Otro actor importante en el conflicto son los yihadistas o los grupos del ISIS (Estado Islámico de Iraq y Siria). Estos grupos están conectados con Al-Qaeda. Estos grupos son absolutamente contra-revolucionarios. Al principio pretendían que eran pro-revolucionarios, actuando cautelosamente, secuestrando activistas, periodistas (como Marc Marginedas, el periodista catalán que fue secuestrado por ISIS y recientemente liberado) y civiles, torturándoles hasta la muerte, matando a los lideres más importantes del ejercito libre, robando armas y suministros, ocupando las áreas liberadas por el FSA y controlándoles bajo su propia agenda

Más tarde, las pruebas han demostrado que estos grupos son el brazo del régimen. Sabíamos que muchos de sus lideres fueron presos políticos liberados por el régimen a finales del 2011 y la mayoría fueron comandantes experimentados en Irak. Estos terroristas fueron liberados para crear el caos y matar la revolución, mientras que los verdaderos revolucionarios son encarcelados por el régimen.

También descubrimos que son apoyados directamente por el régimen, hay pruebas que muestran conexiones directas entre ISIS y los aparatos de seguridad del régimen, cartas intercambiadas entre ambos, muchos soldados del régimen (llamados shabiha) han sido capturados entre los grupos de ISIS. Y todas estas pruebas fueron presentadas en Ginebra 2.

Hace cuatro meses, debido a los crímenes cometidos por ISIS y a las muchas protestas por parte de civiles y activistas, el FSA llevo a cabo ataques contra los grupos de ISIS y consiguió echarlos de la mayor parte del territorio en el que estaban. Muchos soldados del FSA murieron y siguen muriendo hasta ahora para salvar la revolución del terrorismo de estos grupos y del régimen de Assad.

3 años y dos meses han pasado desde el inicio de la revolución. Mas de 300.000 personas han sido asesinadas, hay más de 300.000 detenidas, alrededor de 18.000 mártires torturados hasta la muerte en las cárceles del régimen, más de 3.5 millones de refugiados en campos de Turquía, Jordania y Líbano, así como en otros países. Y mas de 7.5 millones de desplazados internos. 9.3 millones de personas están en necesidad urgente de ayuda humanitaria en Siria.

Y a pesar de todo esto, el régimen asesino está organizando unas elecciones para el 3 de junio. El régimen asesino que ha matado a más de 300.000 personas y desplazado a 9 millones. El régimen que ha destruido literalmente la mitad del país. ¿Cómo podemos aceptar los resultados de unas elecciones celebradas sobre la sangre de nuestros hermanos y los cadáveres de nuestros niños?! ¿Quién va a votar al asesino de niños? ¿Quiñen va a votar al criminal de guerra que ha masacrado a decenas de miles de sirios usando todas las armas imaginables: bombas, tanques, aviones de guerra, barriles explosivos, el hambre bajo el asedio y las armas químicas?

Campaña #BloodElections (Elecciones de Sagre)
Campaña #BloodElections (Elecciones de Sagre)

Y, además de esto, Assad planea celebrar elecciones sólo en las áreas que están bajo su control y no puede hacerlo en muchas de las grandes ciudades en Siria, lo que significa que millones de personas en las regiones liberadas, los campos refugiados y aquellas en otros país no van a votar.

¿Sabéis que en las escuelas y universidad se ponen exámenes durante los días de elecciones, para forzar a los estudiantes a ir a los colegios electorales controlados por los shabiha en las universidades para que voten por Bashar? Y el salario de los empleados públicos se pospone hasta los días de elecciones para forzar a los empleados que van a buscar su sueldo a que voten por Bashar y, si se niegan, serán detenidos o algo peor?

Esto no son elecciones! Son elecciones de sangre! Assad se mofa del mundo y la comunidad internacional no ha hecho nada para frenar este estúpido teatro.

Finalmente quiero decir que esta es una revolución del pueblo y de los trabajadores, Somos las victimas del terrorismo del régimen de Assad y estamos luchando contra el terrorismo del régimen desde el primer día. Estamos muriendo y pasando hambruna en nuestras ciudades porque queremos libertad y dignidad y porque creemos en una Siria libre, liberada de un clan que ha estado oprimiéndonos por los últimos 40 años. Y seguiremos luchando hasta que derroquemos a Assad y a su banda. No aceptaremos ninguna resolución que no acabe con la presencia del régimen de Assad y de toda su base y su estructura militar y que no garantice que se pase factura a los responsables de los crímenes de guerra cometidos por el régimen. Vuestro apoyo es muy importante para nosotros.

Anuncios