Autora: Soraya Misleh (Sao Paulo)
Brasileño preso en Palestina cuenta con el gobierno de Brasil para ver de nuevo a sus familiares.

islam-hamed-passport-picUna campaña de la sociedad civil está en curso por la liberación del brasileño-palestino Islam Hasan Jamil Hamed, de 30 años, y su repatriación al Brasil. En huelga de hambre desde el 11de abril, sin ninguna acusación formal, existe, desde hace más de un año, una orden de liberarlo, pero continúa preso en la cárcel de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), en la ciudad de Nablus, en la Palestina ocupada.

Es su tercera prisión, la primera fue hecha por Israel, cuando tenía apenas 17 años, por tirar piedras a tanques israelíes. Islam rechaza alimentarse en protesta contra la injusta situación en que se encuentra. Su única esperanza es que el gobierno brasileiro garantice un salvoconducto para traerlo con seguridad a este país, negociación que, según la cancillería brasileña, está en curso con la ANP e Israel. Hay negociaciones sobre el caso, conforme fuentes oficiales, dede hace más de un año. La familia lucha para que el gobierno lo traiga a Brasil desde 2013, pedido que reiteró el 15 de abril pasado.
latuff islamLa argumentación de la ANP es que no lo libera para impedir que sea preso o muerto por Israel y que la familia tendría que firmar un compromiso responsabilizándose porque lo suelten. La familia cuestiona este argumento, así como las condiciones a que está sometido Islam en la cárcel: 24 horas con la luz encendida y en completo aislamiento.

La campaña por su liberación y repatriación a Brasil considera inaceptable que sea imputada a ciudadanos una responsabilidad que cabe a los gobiernos. Reivindica que el Estado brasileño cumpla este papel. La familia en Brasil está preparada para recibir a Islam, su esposa y su hijo. Falta apenas la concreción de las negociaciones por el salvoconducto, lo que se torna urgente ante el riesgo de muerte del brasileño-palestino.

Por sus relaciones privilegiadas y la posición de liderazgo, la campaña enfatiza que Brasil tiene plenas condiciones de exigir la repatriación. La campaña será intensificada y no cesará hasta que su objetivo sea alcanzado. Mientras tanto, permanecerá atenta a las condiciones de Islam en la cárcel.

Anuncios