Escrito por Lina Sergie Attar

No os preocupéis. Pronto dejarán de llegaros imágenes y videos de Alepo. Dejaremos de bombardearos con fotos espantosas e historias de terror.

Pronto Alepo caerá en la oscuridad. Pronto oiréis sólo una única historia otra vez. Ya no estaréis “confundidos” sobre lo que pasa en Siria.

Pronto os contarán una sencilla narrativa sobre un gobierno secular con un presidente occidentalizado que luchaba contra terroristas. Y finalmente ganó.

Sólo matamos a los malos, dirán. El resto nos ama, dirán. Mostrarán un mar de banderas y cánticos ensordecedores. Y dirán,

“¿Nos véis ahora? Os lo dijimos. Y diréis, “Ahora lo entendemos.” Y no sabréis nada.

Cuando los vídeos y las imágenes dejen de llegar desde Siria, deberíais sentir terror. Significa que el genocidio público ha pasado a ser privado una vez más.

Sabemos lo que es vivir en silencia. En la oscuridad. Con nuestra verdad enterrada en nuestro interior. Poco a poco aprenderemos a volver a esa existencia.

Pero no creáis que olvidaremos jamás estos años. Cuando la gente pagó con su sangre para decir la verdad. Vosotros tampoco deberíais olvidarlo.

Anuncios